martes, 7 de junio de 2016

Culpables


Culpables. Todos lo somos. Nadie lo es.

A veces tomamos decisiones que hacen daño a otras personas, aunque no sea esta nuestra intención. Hablamos más de la cuenta, decimos palabras que el enfado o la incredulidad nos hacen decir, o escribir, lo que es peor, porque esas se quedan para siempre. Somos culpables porque somos dueños de nuestras palabras y de nuestros silencios. Y sólo podemos entender la vida si aceptamos que no todos sentimos igual, y que no todos actuamos de la misma manera.

Somos culpables por no asumir que los demás no sean como nosotros, y que cuando hay dos personas implicadas, las decisiones hay que tomarlas juntos. Culpables por no entender al resto y por inventar las respuestas que no encontramos. Todos somos culpables. Y cuando en una relación, ya sea amor o amistad, se habla de culpa, es que algo va mal.

Somos culpables por no respetar las decisiones que otros toman, aunque los perjudicados seamos nosotros, y por no saber aceptarlas. Culpables de no callar nuestra indignación, y nuestro dolor. Y la culpabilidad es uno de los mayores castigos, porque no se puede uno desprender de ella hasta que es perdonado, y el perdón a veces llega lento y no es algo fácil de conseguir cuando el daño es irreversible.
A veces somos culpables de querer sin condiciones, y cuando este amor nos es arrebatado entonces nos preguntamos qué es lo que hemos hecho mal. Somos culpables de ser honestos, porque la honestidad no siempre es bien recibida, ni tampoco significa lo mismo para cada cual. 

Culpables lo somos todos, porque nos equivocamos y porque tomamos decisiones olvidando que delante tenemos a otra persona que no, no siente la vida como nosotros la sentimos. Somos parecidos, pero diferentes. Nos emocionamos, pero no de la misma manera, y utilizamos expresiones parecidas aunque las definamos con otras palabras.
No busquemos la justificación de todo fuera de las paredes de nuestra alma, todo empieza y termina en nosotros, y elegimos la culpa, el perdón o el olvido según se nos antoje. Porque nosotros también somos culpables, no de todo lo que nos sucede, pero casi.

7 comentarios:

  1. Hubo un tiempo que te dejé sin palabras y eso me hizo sentirme culpable. Como tal, me puse una penitencia: sólo leer tus textos. El tema que sacas me ha devuelto la tentación de escribirte. La calificación individual e íntima que cada persona hace sobre sus propios actos, por el hecho de poseer la libertad de decidir por sí misma, va más allá del sentimiento de culpabilidad ya que lo que cobra importancia son los valores que inspiran su actuación y que, por la consecuencia de la acción se deriva una responsabilidad. Así que es preciso definir un marco general (definido por los derechos y deberes humanos y otras normas emanadas de organismos internacionales y nacionales) en el que podamos movernos y que tenga validez en la universalidad. Yo no estoy dispuesto a sentirme culpable por ser intolerante ante algunos hechos que citas ni ante aquellos que no sienten la vida como nosotros la sentimos. ¿Por qué he de hacerlo? Gracias por arrastrar tus dedos sobre el teclado!! Prometo que no volveré a dejarte sin palabras. ¡¡Perdón!!

    ResponderEliminar
  2. José Luis, me alegra verte por aquí de nuevo. No tienes que pedir perdón y mucho menos debes de sentirte culpable... Eres libre de escribir y comentar siempre que quieras. Tus palabras son bien recibidas y las agradezco porque siempre me enseñan algo nuevo. Las personas a veces necesitamos desaparecer para reaparecer con más fuerza. Gracias. Y bienvenido de nuevo.

    ResponderEliminar
  3. José Luis, me alegra verte por aquí de nuevo. No tienes que pedir perdón y mucho menos debes de sentirte culpable... Eres libre de escribir y comentar siempre que quieras. Tus palabras son bien recibidas y las agradezco porque siempre me enseñan algo nuevo. Las personas a veces necesitamos desaparecer para reaparecer con más fuerza. Gracias. Y bienvenido de nuevo.

    ResponderEliminar
  4. ¿Un niño es culpable de golpear a otro niño por que vió en algún videojuego que tal vez sería buena idea?, es ¿Realmente culpable? No, la ''culpa'' la tienen los padres por no inculcarle los valores apropiados como para que ese niño sea lo suficientemente consciente de no realizar tal acción, y también por dejarle jugar ese videojuego.

    ¿Un adulto tiene la culpa de golpear a otro adulto? No, el adulto que cometió tal acción no recibió los valores apropiados que hubieran hecho que evitará realizar tal acción. solo que en este caso, la ''culpa'' no es solo de los padres, si no de un conjunto mas grande de factores que intervienen en la formación de su mente (sociedad, amigos, padres, televisión, internet) y por ende, la toma de sus decisiones (en este caso, golpear al sujeto).
    ¿El pedofilo es culpable de violar a una niña de 5 años? Basandome en lo que acabo de escribir, no.
    Nadie debe ser castigado ya que recibimos y recibimos información involuntariamente desde la niñez, forma nuestra mentalidad y tomamos desiciones basadas en nuestra información (mentalidad).
    Nadie debe ser castigado, debemos ser educados.
    Nadie debe estar en prisión, deben estar en centros de adquisición de información valoral. No tiene sentido culpar a alguien, por que nadie realmente lo es.

    Si cabe la posibilidad de que este mal (lo cual es muy probable) no se lo tome tan en serio, tengo 18 años, no leo, no me informo sobre el tema, pero si me gustaría que me respondiera la pregunta de: ¿Somos realmente culpables? ¿Estoy en lo correcto?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tomarte un rato para escribirme. Dices que no lees y que tienes 18 años, y leyéndote parece todo lo contrario porque lo escribes y defines muy bien.
      Estoy de acuerdo contigo en cuanto a los valores se refiere, creo que estamos en un momento en el que hay carencia de valores en la sociedad y por eso ocurre lo que ocurre...
      La intención de mi artículo era hablar de la culpabilidad en el sentido que muchas veces hacemos culpables a los demás, y debemos plantearnos Qué parte de culpa tenemos nosotros.
      Una vez más gracias y siento si mis palabras han sido mal escritas.
      Un saludo.

      Eliminar
    2. Creo que tu escrito sobre culpabilidad tiene un tono intimista, referido a relaciones personales y a cómo se puede herir sin darse uno cuenta, porque por mucho que se conozca a las personas a nuestro alrededor a veces no se sintoniza la misma frecuencia. Tu joven lector ha derivado hacia la violencia física y creo que no va por ahí tu texto. Por cierto, los comentarios salen fechados en 2015. ¿No será un error? Un abrazo.

      Eliminar
    3. Hola Zarzamora! Tienes razón en la opinión acerca del lector, no va por ahí, pero la interpretación es libre... referente a lo intimista del texto, intento poner todo de mí, pero no, no hablo de nadie en especial, sino de un resumen de muchas cosas que veo y escucho. Salen fechados 2015 porque algunos los rescato para compartirlos... Muchas gracias por seguir al otro lado. Te mando un abrazo y feliz verano!

      Eliminar