viernes, 20 de marzo de 2015

Te amaré siempre

Que nada ni nadie nos impida hablar de lo que sentimos, porque la vida no espera a nadie.
Para esas personas que se fueron sin decir adiós.


Te amaré siempre.
Cada día y todos los días.

Te amaré cuando quiera hacerlo, te recordaré si te echo de menos, y te hablaré sin miedo. Me sentaré a tu lado y te confesaré de nuevo cuánto te amo.

Te amaré como presagiaste que ocurriría, cuando me advertiste que me enamoraría de ti. Y tenías razón. Me enamoré de ti. Me enamoré como nunca antes lo había hecho. Porque te encontré, y te descubrí, y perdí la razón a medida que te descubría... Y, aunque te dejé marchar una y mil veces, sabía que lo nuestro sería inmortal, y  que tarde o temprano regresarías. Y regresaste, abandonaste los pesares y los reproches en la cuneta, y volviste para amarme otra vez como si fuera la primera.


Te amaré aunque no pueda verte. Porque sé que estás dentro de mí, agarrado a mis entrañas, dormitando en este corazón mío que tantas veces aceleraste.

Tuvimos la suerte de encontrarnos, de amarnos de cerca y de lejos. De amarnos hasta llegar a  odiarnos por estar sintiendo  algo tan puro y tan intenso, que incluso permitimos que se nos escapara de las manos. 
Sí, me lo prometo. No te lo prometo a ti que no crees en las promesas. No, me lo prometo a mí, porque supiste desnudar mi alma hasta sentir lo más íntimo de mi ser, y supiste verme como nadie antes lo había hecho.

Por eso te amo hoy, sabiendo que este, es un día eterno.
Aunque se crucen otras personas en mi camino, aunque me roben besos que te pertenecen, aunque me pidas que no te recuerde… Sé que te amaré en secreto, hasta que el sol deje de acompañarme en mis amaneceres y llegue la despedida que tú ya has conocido... Hasta entonces, te seguiré amando.
Y desde aquí, cada vez que mire al cielo, te hablaré y te recordaré que, a pesar de tu viaje al infinito, nuestro amor es más eterno que la eternidad que te llevó consigo.


Te amaré siempre. Y te lo digo ahora. Para que en tu viaje te lleves todo el amor que tengo. Mi amor. El nuestro.

Para siempre.

16 comentarios:

  1. Perdona la vulgaridad pero... ¡joder! tengo el corazón en un puño. Me has dejado absolutamente flipado. Qué fácil escribes, qué bonito lo haces. Cómo llegas... estoy fascinado.
    Gracias Palabra de Laura.

    EDITORES DEL MUNDO QUE ALGUIEN LEA A ESTA MUJER.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja... eso, eso, que me lean.
      Muchas gracias. Así como está tu corazón estaba el mío al escribirlo. Bonito que se sienta igual. Gracias.

      Eliminar
  2. Precioso. ¿Existirá alguien que pueda sentir eso que tan bien has escrito?

    ResponderEliminar
  3. Escribes en 1 persona????
    Pienso muchas veces que escribes... es xq lo vives o sacame de la duda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja... escribo en primera persona. Pero no soy yo esa primera persona... Colecciono máscaras.

      Eliminar
  4. Pero lo has sentido con alguien n???
    Q de dudas contigo PRECIOSIDAD!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que se pueda escribir de lo que no se siente. A lo mejor Sí. ... pero lo dudo.
      Gracias.

      Eliminar
  5. Veo que borras comentario que no te gusta.Bueno tienes derecho a hacer lq quieres,pero creo que no ayudas porque hablas de cosas que no son reales. Y puedes hacer daño. Es mi idea, entiendo que no te guste,pero el amor del que hablas es irreal. Slds.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto. Borré comentario. Pido disculpas por ambas cosas, por borrar comentario y por hablar del amor.
      Pero como veo que realmente tienes interés en leerme, este no sólo lo dejaré, sino que además responderé.
      No sé cómo has llegado hasta aquí, puede ser por casualidad (si me lees más abajo verás que no creo en casualidades), puede ser por recomendación (gracias a la persona que te lo recomendó), o puede ser porque, aunque parezca extraño, seas alguien que se esconde detrás de un anónimo para que yo no lo reconozca (una pena, hasta la fecha no he retirado el saludo a nadie).
      Ojalá hubieras criticado mis letras por mi manera de escribir, o porque simplemente no te gustara como lo hago. Así habría aprendido. Pero tu crítica pierde todo mi respeto, desde el respeto lo escribo, porque no sé quién eres, y porque me pides que hable de algo real...
      Pero como en esta vida si algo me gusta es agradecer, te agradezco mucho que me invites a pasearme por ese mundo real en el que vives. Porque pienso hacerlo, y además, para que veas el interés que has despertado en mí, te escribiré un artículo con todo mi cariño (perdón, ¿cariño se puede decir o tampoco?)
      Gracias por tu tiempo perdido en este lugar en el que sólo intento regalar un poquito de esperanza al que la haya perdido... Contigo lo tengo difícil Pero cuidado... me gustan los retos....
      Un abrazo, o mejor no. Que seguramente tampoco te guste abrazar... ¡vaya! te pierdes todas las cosas buenas...

      Eliminar
    2. De anónimo a anónimo: hay que ser imbécil.
      Laura gracias por hablar tan bonito siempre. Que nadie te impida seguir haciéndolo. GRACIAS.

      Eliminar
    3. Con permiso del anónimo y el tuyo, Laura, me tomo la libertad de entrar en este debate. Es cierto que no sé lo que escribió el anónimo inicialmente, pero como sí veo lo que ha escrito en su segunda ronda, opinaré sobre eso.

      ¿Por qué no se puede escribir de algo irreal? Yo diría que las bibliotecas están llenas de historias irreales. No obstante, en este caso lo que se narra, según quién lo lea, podrá parecer verosímil, inverosímil, probable, improbable, real, irreal...Y lo que a cualquiera le pueda sugerir el escrito.

      No se está hablando de las leyes de Newton (que, en determinadas condiciones tampoco son reales), se está hablando de sentimientos. En algo más prosaico que los sentimientos, las sensaciones, ante un mismo estímulo, dos personas pueden sentir cosas diferentes. Estoy cansado de sentir frío en mi puesto de trabajo cuando otros sienten calor.

      ¿Acaso no puede alguien sentir un amor intenso y magnífico a pesar de que no sea yo capaz de ello? A mí, como no lo he sentido, me parece difícil, pero yo no soy todo el mundo. ¿Qué sé yo lo que ocurre en la cabeza, el corazón, el alma o como queramos llamar a eso que trasciende nuestras carnes?

      No sé por qué un escrito como el de Laura puede hacer daño a alguien, pero podría ser. Lo acepto. Si sabes de alguien así, querido anónimo, corre y ve a consolarlo, seguro que necesita del apoyo de alguien que le muestre que hay gente que puede aportar algo bueno a su existencia, pero no conviene dejarle vivir pensando que todo es una basura y que no existe nadie que pueda tener buenos sentimientos o aportar cosas buenas, a él y a otras personas.

      ¿Lo que cuenta Laura es excesivo? Para mis capacidades, sí, pero también es excesivo para mí subir al Everest, correr cien kilómetros, cuidar a un enfermo día tras día, trabajar y sacar adelante a una familia sin descuidarla, escribir como escribe Laura, sonreír a los demás aunque uno esté hecho una mierda... Y hay gente que lo hace.

      Hay tantas cosas de las que yo no soy capaz... Pero eso no significa que sean imposibles. Ni si quiera para mí. Con ganas y algo de fuerza de voluntad, se puede conseguir mucho.

      Perdón por meterme donde no me llaman (me encanta hacerlo).

      Eliminar
    4. Gracias por meterte donde no te llaman. Me encanta que lo hagas.
      Dices muchas verdades en tu razonamiento, y te lo agradezco, pero no tanto como te lo agradecerá la persona que por alguna razón, está viviendo lejos de sí mismo. Porque uno no puede sentir tan feo si está feliz en su sitio, dentro de él.
      Intento entender que las personas pasean por caminos que desconozco, y por ello hay razones por las que actúan como actúan. Pero los que tenemos la suerte de ver y de disfrutar de los regalos de la vida, tenemos la obligación de ayudar a los que están perdidos. Es nuestra responsabilidad, y por ello nos fue regalado el cristal desde el que vemos el mundo.
      Gracias por compartir-te y no pienses en imposibles, para alcanzarlo lo primero que hay que hacer es dejar de pensar en ello, dejar de pensar que es imposible.

      Eliminar
  6. Tantos puntos de vista, cuantas personas en este mundo, puede ser perfectamente real la historia como irreal. Mejor vivir con esperanza de que el amor existe, que estar amargandose pensando que solo es cosa de los poetas. Solemos juzgar mundo por lo que experienciamos personalmente, y si uno no ha vivido amor mutuo, no va a consoderarlo real. Mucho menos una persona que sí ha creido en ese amor, porque tantas veces oía hablar de él, y experienció lo contrario en su día a día.Va a decir que es irreal, auque lo que debería decir es que se decepcionó tanto y ha sufrido tanto que no quiere escuchar más de eso, porque no le cuadra, todos hablan de amor y a esta persona no le toca. Ser agresivo en forma de hablar a veces es tapar algo que no sabemos confrontar, dolor, decepción. Y en vez de hacerlo atacamos el mundo exterior como si este fuera culpable de algo. La historia es muy bonita, si alguien confirma que es real, mejor. Ojalá nuestra realidad nos lo confirme. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es... el mundo es tan infinito como las personas, y las penas del desamor son las más difíciles de superar. Algunos necesitan un tiempo para recuperarse y para volver a descubrir que a pesar de ello, a pesar de la decepción, la vida sigue y hay multitud de cosas para ser felices. Aunque sea un rato.
      Gracias por compartir. Y confirmo: la historia es real. Un saludo.

      Eliminar
  7. Como siempre me ha encantado Laura...
    Cada dia me enamoro mas de la vida con tus afirmaciones y tu forma de verla.
    Me encanta q seas libre y te ames. T.Q.

    ResponderEliminar