sábado, 21 de febrero de 2015

Dí que sí


“Dile que sí, aunque te estés muriendo de miedo, aunque después te arrepientas, porque de todos modos te vas a arrepentir toda la vida si le contestas que no."

                                               El amor en los tiempos del cólera.
                                               Gabriel García Márquez.

La inspiración se esconde en una palabra, en una frase o un gesto. Y cuando me hace sentir algo diferente, mi imaginación agarra la pluma y empieza a escribir.
Dijo no. Lo pensó y lo meditó hasta quedarse sin argumentos, para después tomar la decisión que creyó acertada: decir no. Culpó al miedo, culpó a su incapacidad de querer, culpó a lo que podría llegar a ocurrir, culpó a su ayer… Todas las culpas las encontró mirando a su alrededor, cuando el único culpable era él.

La dejó marchar, se despidió sin dar explicaciones ni perdones. Y la vio alejarse caminando hacia el olvido, sabiendo que perderla sería recordarla cada día a partir de entonces. Y así ocurrió. Tal y como se esperaba, ella se olvidó de él convencida de que sus palabras no significaron nada, segura de que fueron una mentira inventada una y mil veces, porque cuando se quiere como él decía querer no dejas marchar, y él sin embargo, a pesar de estar seguro de su amor, sólo pudo soñar cada día con lo que habría pasado si hubiera dicho que sí.

Las novelas tienen muchas letras para contar una historia, y no seré yo la que desvele lo que ocurrió con esta en concreto, El amor en los tiempos del cólera, aunque desde aquí les invito a que la descubran ustedes mismos. Pero lo que sí tengo claro es que en este ratito que estamos aquí debemos creer que podemos cumplir nuestros sueños, debemos arriesgar sin miedo, debemos confiar en nuestros corazones, porque corremos el riesgo de amanecer un día tras otro preguntándonos qué habría pasado si en lugar de no hubiéramos dicho sí. Y es esta una respuesta que nunca sabremos y que sólo podremos imaginar, y sí, puede que atreviéndonos al final también falláramos, pero siempre nos quedará la duda… Y a veces es mucho más triste soñar con lo que podíamos haber vivido, que lamentarnos por haber tomado la decisión equivocada.

Hay personas que siguen sin entender que lo único importante es el amor, no sólo el amor hacia una persona, sino el amor a la vida, y a todo lo que nos rodea. Querer y ser querido, y que el resto nada importa, porque todo lo demás pasa. Todo. Hay personas que eligen huir por miedo a fracasar, y nunca nadie logró la felicidad plena huyendo de los momentos que la vida, a veces tan generosa, les regaló.

Porque esto es un ratito, y porque hoy es lo único que tenemos… por eso digan sí, aunque se estén muriendo de miedo, aunque después se arrepientan, porque de todos modos se van a arrepentir toda la vida si le contestan que no.

Para ti, para que dejes de tener miedo

 

 

 

9 comentarios:

  1. Madre mía! !!!!!!! Es impresionante lo que haces sentir... me empujas a levantarme de aqui y a salir corriendo detrás de ella...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No soy yo la que empuja... eres tú el que quiero hacerlo, sólo necesitas darte cuenta.
      ¡¡Suerte!!

      Eliminar
  2. Eres una mujer para enamorarse. Para quererte y no dejarte marchar... pero es muy difícil estar a tu lado porque a tu lado cualquiera es pequeño e inseguro. Ojalá encuentres una persona valiente. Porque mereces ser querida más que nadie. Y sé lo que digo...
    Firmado: un cobarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los que se acercan son los que se sienten pequeños, yo no tengo más grandeza que la que ellos quieran ver.
      Gracias y huye de la cobardía, porque nada bueno te regalará.

      Eliminar
  3. Sin palabras. Sangre de realismo mágico después de leer algunos artículos... ¡felicitaciones!

    ResponderEliminar
  4. Sabes, por desgracia muchos/as nos damos cuenta de esto cuando ya no hay marcha atrás. Cuando quieres dejar de tener miedo y recuperar el tiempo perdido. Pero la muerte se lleva a quien más quieres y solo te queda el resto de tu vida para arrepentirte.
    Creo que no sólo hay que luchar sino hacerlo a tiempo porque a veces enmendar los errores no depende solo de las personad sino de factores externos.
    Me encanta leerte porque por personas como tú y por libros como ese,mi exnovio y yo recuperamos nuestro tiempo,olvidamos el miedo y nos fuimos a vivir la vida a otro país. Pero cuando planeabamos la boda,la muerte se lo llevó.
    Con esto solo quiero decir que la vida es muy breve y hay que evitar pensar que tenemos tiempo para reescribir nuestro camino.
    Va como anónimo porque he intentado firmarlo con mi cuenta google y no lo enviaba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento mucho que Google no te haya dejado poner tu nombre, porque me habría gustado hablarte de tú a tú. Te agradezco no sólo que me leas, sino que te tomes un rato para responder. Saber que lo que escribo no es sólo fruto de mi imaginación, sino que muchos otros lo sienten es algo único.
      Siento que la vida te arrebatara lo que más querías, y no hay consuelo para el desconsuelo, eso también lo sé, pero somos energía, y por eso TU PERSONA sigue estando a tu lado y deseando que sigas caminando con la misma valentía y la misma ilusión.
      Gracias por compartir, gracias por inspirar y gracias por decir SI.
      Cuando menos lo esperamos la vida tiene preparada una nueva sorpresa, y estando en el buen camino esta puede ser la mejor de las sorpresas.
      TODO mi cariño y agradecimiento.

      Eliminar
  5. Muy bueno Laura, tus palabras realmente transmiten mucho. A mí también me gusta tanto escribir como leer este tipo de reflexiones, he llegado a tu blog por casualidad, por lo que seguiré leyéndolo. Te mando un abrazo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Patricio muchas gracias por tu comentario, no creo mucho en las casualidades, ya lo habrás leído en uno de los últimos post. Pero sea por lo que sea, me alegra verte por aquí. Te mando el mismo abrazo de vuelta...

      Eliminar