lunes, 17 de marzo de 2014

Y entonces, un sueño.


No recuerdo cuándo lo soñé por primera vez, pero por suerte lo hice.

Y ahora, que paseo flotando sobre la realidad de éste sueño cumplido, es inevitable que me pregunte si hice lo correcto, ¿lo elegí bien?... Sí, quizás podría haber cambiado algún detalle durante el tiempo que se ha mantenido vivo sólo en mi imaginación, y así el resultado habría sido bastante distinto. Mucho más, me temo. Pero no, no lo hice, me limité a elegir una frase, tan clara como concreta, y me centré en ella... Quiero publicar un libro, me dije aquel día, aunque es muy probable que fuera aquella noche. Y horas después, amanecí tan convencida como ilusionada, decidida a empezar a trabajar en ello, tardara el tiempo que tardara. Y así fue como empecé a cumplirlo... Sin más.

Ahora pienso qué habría pasado si me hubiera soñado diferente, si mi ilusión me hubiera imaginado escribiendo letras con la pluma de Austen, de Wolf, de Highsmith... E incluso de Auster, puestos a elegir. Pero no lo hice, probablemente sólo quisiera  convertirme en una versión mejorada de mí misma, sin la necesidad de tener que robar personalidades para lograrlo.
Hoy el sueño es una realidad, y mi sorpresa a veces hace que me pellizque para asegurarme que estoy en este mundo y no en el otro, en el de la fantasía. Ahora, que he aprendido que somos lo que soñamos, intentaré a hacerlo mejor, añadiendo detalles que puedan engrandecer el resultado, aplicando todo lo aprendido,  y mejorando a mi yo, aún tan mejorable... Pero lo haré segura y firme, sabedora de la capacidad que tenemos las personas para crear aquéllo en lo que creemos, y orgullosa por no haberme rendido cuando algunos susurraban, sin mirarme a los ojos, que éste sueño mío era una ilusión imposible.

Gracias a los que juzgáis mis letras, sólo para enseñarme y para ayudarme a crecer, gracias a los que podéis leer mis emociones entre líneas, gracias a los que estáis ahí, viejos desconocidos o nuevos lectores... Sin vosotros esto habría sido un sueño, simplemente. Una ilusión atrapada en el olvido.


Que nada ni nadie os impida escribir vuestro destino, porque éste será lo que vosotros soñéis ahora. Hoy. En éste preciso momento...

6 comentarios:

  1. Soy de los nuevos lectores, y aplaudo tu libro y tu valentía al escribir esto... no te deseo suerte, porque no la necesitas. Sólo que sigas cumpliendo sueños.

    ResponderEliminar
  2. Estas cargada de sabiduria querida Laura...yo tambien pienso q soy lo q sueño! y me pongo en manos del Padre para q el me guie....solo El.
    Enhorabuena por tu sueño, por tu decision, por tu ilusion....y por tu exito!!
    Conozco a mas de 10 personas q ya te estan leyendo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Una ilusión atrapada en el olvido
    hasta que el olvido se descuidó
    y el recuerdo recordó
    tu YO en forma de libro.

    Me has servido de inspiración Laura... esta mañana yo también he decidido que escribiré mi YO...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Objetivo conseguido entonces!!!! Me alegro muchísimo. Gracias

      Eliminar
  4. Primita; la vida es de los decididos y tú eres la Presidenta de Honor de este reducido y selecto club.
    Enhorabuena por la publicación de tu libro y gracias por compartir con el mundo las "palabras de Laura" recogidas en "Dueño de tu Destino"
    Love you, honey¡¡¡
    Kisses
    Juan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias primo.. Esta realidad de cumplir sueños es fantástica.
      Ganas de verte.
      Besos.

      Eliminar