viernes, 6 de septiembre de 2013

Cuando lleguen las lluvias


Cuando llegue la lluvia volveré, me dijiste convencido. Y yo te creí, prometo que te creí. Y la lluvia llegó, y empapó las calles con nostalgia, y arrastró los días hasta dejarlos en el pasado, allí donde nos quedamos nosotros. Y no regresaste, aunque mi esperanza no dejara de mirar al cielo, buscando esa nube negra que presagiara la tormenta de tu bienvenida. Pero llegó el Sol, y con él la desesperanza...

Dejé de contar los días nublados, dejé de amanecer anhelando gotas de agua golpeando mi despertar, dejé de esperar para así olvidarme de tí. Olvidar tu promesa, nuestra historia y lo que podríamos haber sido.
Con el paso de los años me he descubierto en más de una ocasión mirando el suelo por el que paseaba, no por buscar nada perdido, sino por no encontrarme con tu recuerdo dibujado en el cielo que sólo deseaba ver despejado. Sin nubes, sin lluvia. Sin tí.

Y ahora regresas, cuando mi Mundo está ordenado, cuando me he alejado de aquélla persona que fui un día. Regresas a pesar de la luz del Sol, justo cuando menos te esperaba. Y decido no pedir explicaciones, ni reprocharte nada. Decido mirarte y escucharte, dejar que me deleites con los cuentos que me hablan de la persona que has sido durante este tiempo eterno. Sólo así puedo llegar a entenderte, y vuelvo a sonreír...
Ahora sé que la lluvia que yo esperaba te pertenece a tí, esa lluvia que te limpia y reconforta, la que te ha ayudado a recuperar la ilusión por una vida que en aquel entonces empezabas a olvidar,  es ella la que te ha traído de vuelta en el momento en el que sientes que por fín puedes amarme como merezco.
El cielo gris de antaño nos había convertido en almas salvajes, predestinadas a destruirse sin planearlo. Pero ahora, el tiempo que nos une es otro. Un tiempo en el que podemos amarnos con el corazón,  con honestidad y con la certeza de saber que estaremos juntos porque es ése nuestro destino...

A pesar de la tormenta, a pesar del azul del cielo...

1 comentario:

  1. Te he descubierto por casualidad y no he podido dejar de leerte. Emocionas a un nivel increíble. Gracias por tu generosidad compqetiendo tus letras. Ya eres favorita. Gracias.

    ResponderEliminar